marzo 15, 2009

Oreos de Portobello y Parmesano



Me encantó el último post de la Cuina Vermella, un blog que me puso en acción. En su Cocina Roja prepararon unas Oreo caseras, que por lo que se ve, están mejores que las originales. La verdad es que a mí tampoco me gustan mucho esos productos industriales que mantienen el mismo exacto sabor a nivel global. Tengo absoluta desconfianza. Si lo que comemos no se enriquece o varía con los sabores propios del entorno geográfico, debe ser que algo no anda del todo bien.

Resulta que una particularidad de estas famosas galletas es que, a pesar de ser dulces, tienen un leve sabor a sal. Entonces... ¿Porqué no hacerlas totalmente saladas?

Estas anti-oreo saben a hongos portobello, queso parmesano y jocoque (un queso untable de origen árabe, que tiene un sabor un poco ácido, y es muy popular en México). Las propongo para acompañar una cerveza bien fría y reflexionar sobre la comida que comemos.

Ingredientes para 12 Oreos:
250 gr. de hongos portobello
1/2 taza de harina
1/2 taza de harina integral
100 gr. de jocoque seco
1/2 taza de queso parmesano rallado muy fino
Crema de leche
Salsa de soja
Aceite de oliva
Pimienta negra
Pimienta blanca
Nuez moscada
Sal

Preparación:
Cortar los portobellos en cubos y colocarlos en un recipiente para horno, junto con tres cucharadas de aceite de oliva y un chorrito de salsa de soja. Hornearlos a alta temperatura hasta que evaporen todo el líquido (30 minutos aproximadamente).

Dejarlos enfriar y pasarlos a una licuadora. Agregar 2 cucharadas de crema de leche, otras tres cucharadas de aceite de oliva y un chorrito de agua. Licuar hasta obtener un puré espeso y de color uniforme. Condimentar con sal, pimienta negra y nuez moscada.

Pasar la preparación a un bol e incorporar de a poco la harina (blanca e integral), hasta formar una masa lisa que no se pegue en los dedos. Dejarla reposar en la heladera envuelta en papel film por 30 minutos.

Estirar la masa y cortar las galletas con un cortapasta redondo. Colocarlas en una placa aceitada y hacerles bastantes agujeritos con un palillo (para que no se inflen en la cocción). Hornearlas hasta que estén levemente doradas (12 minutos aproximadamente).

Para el relleno mezclar el jocoque con el parmesano y condimentar con pimienta blanca y nuez moscada.

Armar las galletas con una cucharada de relleno dentro de cada una.

15 comentarios:

Eva dijo...

Una receta 100% interesante!

La cuina vermella dijo...

Bravo Pedro, me encantan tus anti oreo, que haremos en breve!!! Un beso bien grande para ti!!

Marta dijo...

Muy buena tu versión de las oreo. Ya me las estoy imaginando: terracita, las anti-oreos y una Guiness...qué momento!!!!
Te han quedado estupendas.

Saludos!

delantal dijo...

Qué cosa tan extraordinaria e impresionante, me encanta Pedro.

Merchi dijo...

Pedro, mis felicitaciones porque han quedado unas galletas exquisitas. Me han encantado la receta, e imagino que tienen que estar deliciosas.
Un cambio del dulce al salado espectacular.

un saludin :)

Lola dijo...

Original Pedro! Estoy de acuerdo contigo.... este tipo de productos los pruebas y no puedes para de comerlos...crean una adiccion no-sana. En mi casa no se come ya nada asi...o las hacemos nosotros o no se compran...fuera grasas trans y porquerias de sbores sin alimento. Muy ingeniosa la receta y muy bueno el comentario de conciencia. besos

Carlos Noceda dijo...

¡¡Pedro magnificas!!
Como las vea mi niña no te deja ninguna.
Me las guardo ;-)

Un saludo

Sonia dijo...

Hola Pedro, vaya receta más original, oreos saladas, mucho mejor que las compradas, por supuesto....
sanas, al 100 %...

Un saludito,

Pedro dijo...

Eva: Estoy 100% agradecido por tu comentario. Salu2!

Cuina Vermella: La cerveza "vermella" de la foto es a su salud!!!

Marta: Yo también me las imagino... en la terracita y rodeado de buenos amigos. Salu2!

Delantal: Gracias por la visita, te mando un abrazo desde aquí.

Merchi: Yo me divertí mucho con este post. Me alegra que te gustó. Van mis saludines para usted y para el pequeño Aiko!

Lola: Me gustan tus reglas! Mano dura contra los "sabores sin alimento". Abrazo grande!

Carlos: Gracias Carlos! descubrí tu blog y ya soy adicto. Salu2!

Sonia: Mejorar ese producto, en cuanto lo saludable, no tiene mucho mérito. Cualquier comida casera es siempre mejor que cualquier comida industrial. Gracias por los elogios. Abrazo!

Kako dijo...

Hola amigo, ya estoy de vuelta y me doy un paseo por mis blogs amigos. Veo que tienes muchas cosas novedosas y cual de todas mas ricas. Estas galletas no las conocía, sin duda muy originales al llevar parmesano. Me asalta una duda, que es lo que hay en ese vaso?, me parece como un tecito árabe?, se ve delicioso.
Un abrazo!

Sonia dijo...

Hola Pedro, pasa por mi blog, si puedes, tienes algo para recoger.

Un saludito,

TROTAMUNDOS dijo...

Sin duda una rica propuesta para uns galletas saladas que deben estar deliciosas.

Un saludo.

Pedro dijo...

Kako: Noooo, es una cerveza lo del vaso... pero si te gusta más el té, voy y te preparo uno. Abrazo!

Sonia: Muchas gracias Sonia! me alegraste el día. Abrazo grande!

Trotamundos: Food & Cook = wow! Es un genial, me encanta! gracias por la visita! Salu2!

Nina's Culinary Creations dijo...

Holla, you have a awsome blog! Very nice pictures and recipes!
Regards,
Nina

Pedro dijo...

Thank you!!!